En el interior de este Horno de Leña es donde se terminan de cocinar las pizzas napolitanas, probablemente más auténticas y deliciosas de todo el Eixample de Barcelona.

Pero una buena pizza empieza antes. Eligiendo los ingredientes de mayor calidad, combinandolos con acierto y elaborando la masa con sabiduría y cariño.

El resultado salta a la vista, en la cara de satisfacción de nuestros clientes, y los platos que recogemos vacíos cada vez que alguien come una de nuestras pizzas.

Ver foto en Instagram


Reservar Mesa